Compartir
Publicidad

Comparativa: Honda City vs Nissan Versa vs Suzuki Ciaz (Parte 3)

Comparativa: Honda City vs Nissan Versa vs Suzuki Ciaz (Parte 3)
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos ante el líder del segmento, el sedán que asegura reunir prácticamente todo aquello que el consumidor mexicano busca: espacio, fiabilidad mecánica, equipamiento y ahorro de combustible. Tras una semana de conducir el Nissan Versa y haberlo enfrentado a dos de sus rivales japoneses, descubrimos si sus ventas son más por inercia que por mérito propio.

Y no, al final descubrimos que no todo es cosa de inercia. Aunque es cierto que un buen volumen de sus ventas se debe a que goza del apellido más popular del país —que se ha quedado ya con más de la cuarta parte del mercado automotriz en México—, el Nissan Versa es capaz de conquistar a sus clientes con sus propios encantos. ¿Cuáles son? Pues vayamos por partes.

De cuando la forma obedece a la función

Nissan Versa 1

Si hay algo por lo que el Nissan Versa ha desatado controversia, es por su peculiar diseño. Con su más reciente actualización, el pequeño sedán japonés adoptó unos faros muy Altima wannabe que ante ojos de muchos lucen poco atinados y desproporcionados, pero desde ciertos ángulos cambia la apreciación.

Hay quienes defienden su diseño, otros que lo critican, eso es a gusto propio; lo único que podemos afirmar es que hay un interés notorio por romper con su estigma de coche barato. Todo va sobre detalles cromados en parrilla y manijas, el atractivo diseño de los rines de 16 pulgadas y los espejos con luces direccionales.

Al continuar el recorrido visual y percatarse de su cintura recta desde la que ya se alcanzan a apreciar las alargadas calaveras, entenderemos que más allá de ganar concursos de belleza, el Nissan Versa hizo todo lo posible por aumentar su espacio interior; desde afuera quizá no se agradezca, pero al abrir las puertas es otra historia.

Nissan Versa 2

Otra historia

Sí, otra historia, porque a pesar de tratarse de un sedán subcompacto, el espacio que ofrece el Nissan Versa es mucho, sobre todo en las plazas traseras cuyo espacio para piernas parece interminable; para cabeza también hay un buen volumen, y para cintura hay lo suficiente para que tres adultos viajen relativamente cómodos —con ciertas limitaciones— en viajes largos. La sensación de amplitud en los asientos delanteros también es muy buena gracias a la sinergia que hay entre la forma de la cabina, el tamaño de las ventanas y el diseño del tablero.

En el apartado de calidad, el Nissan Versa brilla, literalmente. Los plásticos son duros y brillosos, distan de lucir refinados, pero ganan en materia de durabilidad. Los ensambles no son los mejores; existen varios ruidos provenientes de la consola central y algunas rebabas en ciertas zonas del tablero, pero nada fuera de lo común en el segmento. En este sentido, el Nissan Versa es claramente superado por el Honda City, que tampoco presume un armado extraordinaro, pero se percibe de más calidad; aún así, el Nissan Versa pasa por encima del Suzuki Ciaz, cuyo nivel de ensamblaje y sensación de calidad al interior nos dejó mucho que desear en comparación con sus rivales.

Nissan Versa 3

Prioridades definidas

Lo que Nissan pudo ahorrarse en la selección de materiales del tablero, lo inyectó en equipamiento. A nivel infotenimiento, el Versa ofrece uno de los sistemas más completos.
El Nissan Versa es verdaderamente amplio, pero superar al Suzuki Ciaz es bastante complicado.

El punto más fuerte del Nissan Versa es su equipamiento. A pesar de ser el más barato, es el único que ofrece un navegador en su sistema de infotenimiento, que además incluye reconocimiento de voz y la interfaz Nissan Connect desde la que se pueden realizar búsquedas en Google y visualizar Facebook y Twitter desde la pantalla táctil —aunque por más que lo intentamos, nosotros no logramos vincularlo con el plan de datos de nuestro celular.

El resto del equipamiento se resume en controles al volante, puerto USB y entrada auxiliar, computadora de viaje, control de velocidad crucero, llave inteligente con encendido por botón, equipo eléctrico, vestiduras en "piel" y aire acondicionado. Ante Suzuki Ciaz y Honda City, lo único que se echa de menos es un sistema de climatización automático y salidas del aire acondicionado para los asientos traseros. Aún así, el Versa goza de la mejor relación valor-precio.

¡Maldita caja automática!

Nissan Versa 5

De sangre ligera

Sin un motor potente, el Nissan Versa se percibe ágil gracias a su ligereza, lo que ayuda a contrarrestar los efectos de la suspensión blanda en maniobras que lo llevan al límite.

No nos cansaremos de decirlo: de nada vale ponerle a un auto el más ahorrador de los motores si la transmisión automática no pone de su parte. A diferencia del mercado estadounidense, el Nissan Versa que se comercializa en México no se ofrece con la transmisión tipo CVT; en su lugar, para ahorrar costos y aumentar niveles de confiabilidad, lleva una simple, poco eficiente y veterana caja automática de cuatro velocidades.

¿Cuál es el gran problema? Que debido a que sólo lleva cuatro velocidades, el motor debe revolucionarse más en cada marcha, aumentando el consumo de combustible. De igual forma, para realizar rebases, la caja tardará en realizar el cambio descendente y, por ende, en ganar velocidad.

El resultado de nuestras pruebas de consumo fue un rendimiento que en el mejor de los casos fue de 10.8 km/l en ciudad y, cuidando el acelerador, de 17.5 km/l en carretera. Aunque no hemos tenido la oportunidad de ponernos al volante de un modelo con cambio manual, nos imaginamos que rondará los 13 o 14 km/l en ciudad. Nissan: URGE una transmisión más eficiente para Versa.

Nissan Versa 6

En lo referido al desempeño dinámico, no destaca, pero tampoco decepciona. Su motor de 1.6 litros ofrece 106 hp y 107 lb-pie de torque, suficientes para alcanzar los 100 km/h en 13.1 segundos. A diferencia de otros motores, en éste la entrega de fuerza es desde relativamente bajas revoluciones —sí, volvemos a lo de la transmisión que no lo aprovecha del todo—; a muy altas, el coche sólo hace escándalo, pero no despega.

La suspensión y la dirección son lo suficientemente suaves para sobrevivir a los obstáculos urbanos compuestos por topes, baches y reducidos lugares de estacionamiento. Los frenos, sin sobresalir, son efectivos, con cierta tendencia al nerviosismo en el eje trasero en frenadas de emergencia a altas velocidades. Por su carencia de control de estabilidad (ESP) y la blandeza de la suspensión, hay que tener cuidado al realizar maniobras de emergencia.

Ante la más moderna caja automática tipo CVT del Honda City, que además permite realizar los cambios desde el volante, el Nissan Versa tiene poco que hacer. Sin embargo, el comportamiento del chasis es bastante similar; ambos son blandos y un tanto nerviosos al pararse de la raya en curvas. De cara al Suzuki Ciaz, el tacto de la dirección del Versa es mucho más preciso y la suspensión transmite más seguridad que el ejemplar de Suzuki en su pasado por curvas; su transmisión, que no nos dejó contentos, también responde mejor que la igual anticuada caja automática del Ciaz.

¿El más barato es la mejor opción?

Nissan Versa 7

De los tres modelos de la comparativa, el Nissan Versa es el más barato, pero no por ello decepciona en ningún apartado —más que en consumos, culpa de la caja automática. Su orientación familiar se hace notar en el buen nivel de equipamiento, el gran espacio interior y su andar suave para el día a día. ¿Es el ganador? Pues habrá que ver.

En Usedpickuptrucksforsale | Comparativa: Honda City vs Nissan Versa vs Suzuki Ciaz (Parte 1)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

kompozit.ua/

У нашей фирмы авторитетный блог про направление kinder-style.com.ua.
Subir