Compartir
Publicidad

Porsche Macan Turbo, prueba (parte 1)

Porsche Macan Turbo, prueba (parte 1)
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Muchos de los que fuimos niños en los ochenta y jóvenes en los 90 crecímos con la imagen de un automóvil deportivo de la marca de Stuttgart pegada en la pared de nuestro cuarto, es decir, soñábamos con un Porsche, ya sea un 911, un 928 o un 959, y entonces nunca nos imaginamos (probablemente nadie) que los póster Porsche de los niños del siglo XXI podrían ser de una camioneta SUV.

"¿Una camioneta Porsche? Debe ser un error", pensaron los puristas de la marca allá por el año 2001, cuando se supo que en definitiva Porsche habría de fabricar a partir del 2002 en su nueva planta de Leipzig su primer SUV: el Cayenne. Aquellos niños de hace un par de décadas tuvimos que ver antes la caída de las torres gemelas que el primer vehículo deportivo utilitario salido de una planta Porsche. Arriesgada como fue, la apuesta de Porsche fue exitosa, el Cayenne rompió con los paradigmas, se convirtió en un éxito de ventas y no sólo llegó para quedarse (está ya en su tercera generación), sino que casi 10 años después fuímos testigos del nacimiento del segundo SUV de la familia Porsche, el Macan, cuya versión Turbo tuvímos a prueba en Usedpickuptrucksforsale para comprobar que es un digno portador de su ilustre apellido.

Nuestro encuentro con el Macan tuvo lugar en la bella Puebla, sede de Porsche en México, cuyas calles adoquinadas y su espectacular arquitectura colonial fueron un marco perfecto para retratar y comprobar la belleza, deportividad y versatilidad de este nuevo SUV compacto basado en la plataforma del Audi Q5 (de nueva generación) que se fabrica en Leipzig a razón de 50 mil unidades al año.

Con el ADN de Porsche

porsche_macan_15.jpg

El ADN de Porsche está presente en todos y cada uno de los sugerentes detalles de la carrocería del Macan. Se pueden apreciar rasgos desde el 911 hasta el 918 Spyder, como en las calaveras tridimensionales traseras.

En su interior encontramos gran calidad de materiales, de ensamble, y ese lujo deportivo tan propio de las marcas alemanas que nos encanta. Como buen Porsche, los asientos son de un corte muy deportivo y combinan a la perfección soporte lateral para el manejo entusiasta y comodidad para el uso cotidiano.

Ya es un clásico la consola central ascendente con todos sus controles (que son muchos por cierto) muy al alcance del conductor, este concepto viene desde el mítico Carrera GT y ha permeado en prácticamente toda la gama Porsche. Nuestra unidad de prueba contaba con el paquete "Sport Chrono", así que el cronómetro destacaba en la parte superior central del tablero.

Otros aspectos muy característicos de esta marca no podían faltar, como el interruptor de encendido del lado izquierdo del volante, o el cuadro de instrumentos que privilegia al tacómetro, ubicado justo al centro, y a los lados el velocímetro y un display de información. Los asientos y el volante están forrados en piel, y el techo del vehículo en alcántara, o al menos la parte que no es acristalada porque es panorámico.

porsche_macan_30.jpg

Los amantes de los gadgets encontrarán en el Macan Turbo de todo: una pantalla "tochscreen" a color de 7 pulgadas con navegación y el sistema "Porsche Car Connect", aire acondicionado automático, disco duro de 40 GB, reproductor de CD, MP3 y DVD, Bluetooth para llamadas a manos libres y audio "streaming", así como el PCM, o "Porsche Communication Management".

Macan significa tigre en Indonesio, y vaya que este vehículo alude a la agilidad y la fiereza de ese imponente felino en esta versión Turbo por su tracción integral y su poderoso motor V6 3.6 litros (Biturbo) con inyección directa de combustible y 400 caballos de potencia. El par enviado a las 4 ruedas es de 550 Newton Metro entre 1,350 y 4,500 revoluciones por minuto; la caja es una manual automatizada de 7 velocidades, PDK en idioma Porsche.

Las cifras oficiales arrojan una aceleración de 0 a 100 kilómetros por hora en 4.6 segundos, y una velocidad punta de 266 kilómetros por hora, y no dudamos en absoluto de su veracidad, pero más adelante les platicaremos cómo se siente mientras lo hace.

porsche_macan_11.jpg

Presentado mundialmente el pasado mes de noviembre del 2013 en el Autoshow de Los Angeles, el Macan está disponible desde mayo en el mercado mexicano en 3 versiones: la que en ésta ocasión probamos, Macan Turbo, de 1 millón 328 mil 400 pesos; Macan S 3.0 litros Biturbo con 340 hp de 936 mil 700 pesos y el más accesible Macan S Diésel, con motor V6 3.0 Turbo y 245 hp, de 896 mil 600 pesos. Su principal competencia está en otras marcas alemanas de lujo, su prima Audi SQ5 por ejemplo, BMW X3|X4 y la Clase GLK de Mercedes Benz.

Pero además de recorrer tranquilamente la ciudad de Puebla y sus alrededores en el Macan Turbo, también comprobamos su toda su agilidad, su gran agarre al asfalto y su enorme capacidad de aceleración en la sinuosa, veloz y desafiante autopista al DF, que ocasionalmente ofrece condiciones como neblina y lluvia. ¿Quieren saber cómo nos fue en la carretera con el Macan Turbo? ¿se dejó domar el tigre? los invitamos a leer aquí la segunda parte de nuestro encuentro con el nuevo Porsche Macan.

Continuará... Continúa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

www.medicaments-24.net/viagra-sildenafil/

http://viagra-on.com/

220km.com.ua/
Subir