Compartir
Publicidad
¿Se les puede llamar lentos? Así van los autos menos rápidos de cada marca de deportivos
Industria

¿Se les puede llamar lentos? Así van los autos menos rápidos de cada marca de deportivos

Publicidad
Publicidad

Desde hace ya muchos años las marcas de autos de lujo premium se han dado a la tarea de crear versiones deportivas de sus autos que son tan buenas que han marcado los estándares de lo que un auto deportivo debe ser. Vehículos de submarcas como M de BMW y AMG de Mercedes-Benz se pueden pelear de frente con vehículos netamente deportivos como los creados por compañías como Ferrari o Porsche.

Sin embargo, siempre debe haber un escalón de entrada y aunque por mucho estos vehículos no son lentos, sí son los de menor desempeño de la familia. A pesar de esto siguen ofreciendo un desempeño dinámico que muchos otros desearían y el hecho de ser los “menos rápidos” de la marca no quiere decir que no sean más que suficiente para entregar un manejo sumamente divertido en cualquier carretera del mundo.

Cabe mencionar que hemos decidido dejar fuera las SUV deportivas que casi todas estas marcas pueden ofrecer. En algunos casos fue uno de estos ejemplares el que menor desempeño tenía, pero en muchos otros las SUV deportivas que ofrecen las marcas pueden llegar a ser considerablemente más rápidas que su modelo deportivo de entrada.

Aston Matrin Vantage GT8

Aston Martin Vantage GT8

El más pequeño de los Vantage es nuestro primer ejemplar. Este auto todavía utiliza la plataforma derivada del DB9 pero eso deberá cambiar muy pronto. A pesar de ser la versión de calle del Vantage GTE de carreras, sigue siendo el Aston Martin al que más tiempo le toma llegar de 0 a 100 km/h con 4.3 segundos. Estamos seguros de que en cualquier pista será más rápido que muchos otros de sus hermanos, pero en aceleración, pura esos alerones le restan un poco de tiempo en línea recta. Cuenta con un motor V8 de 4.7 litros con 440 caballos de fuerza.

Audi RS3

Audi RS3 Sedán

El más pequeño de la familia RS sirve como escalón de entrada al peldaño más alto de deportividad de la marca de los cuatro aros, aunque no por mucho ya que el TT RS se quedó muy cerca. Su motor turbo de 2.5 litros de cinco cilindros en línea es el más potente de su tipo, con 400 caballos de fuerza, que catapultan el auto de 0 a 100 km/h en tan sólo 4.1 segundos, cifra que nos deja claro que por ningún motivo es un auto lento, simplemente acelera un par de décimas más lento que el resto de sus hermanos.

Bentley Mulsanne Speed

Bentley Mulsanne Speed

Bentley es reconocida por ser una marca de autos de superlujo, pero mover tanto lujo y equipamiento requiere de motores potentes, es por eso que los autos de la casa inglesa cuentan con plantas de poder que muchos autos de alto rendimiento desearían. Su enfoque no es para nada deportivo y la puesta a punto del auto está enfocada en la comodidad, pero esto no quiere decir que no aceleren como verdaderos demonios. El Mulsanne Speed cuenta con un motor V8 twin turbo de 6.7 litros con 530 caballos de fuerza que lo catapultan de 0 a 100 km/h en 4.9 segundos y sigue empujando hasta los 305 km/h. Esto nos da una idea de lo que el Continental SuperSport con su enfoque más deportivo puede hacer.

BMW M2

BMW M2

El más pequeño, y nuevo, miembro de la familia M de BMW nos recuerda a lo que el GTI original intentaba hacer en su época. Es un auto compacto con la suficiente versatilidad y comodidad como para utilizarse todos los días, pero con las capacidades dinámicas de cualquier auto deportivo. Este pequeño M2 recuerda también mucho al M3 original cuando estudiamos la manera en la se comporta. Su potencia viene de un seis cilindros en línea turbo de 3.0 litros con 365 caballos de fuerza. Con esto es más que suficiente para hacer el 0 a 100 km/h en 4.3 segundos. Nada mal para un auto que comienza su vida siendo el coupé económico de la marca.

Ferrari California T

Ferrari California T

Llegamos al primer auto de nuestra lista que no es un vehículo de lujo, ni que comenzó su vida como un auto económico o familiar. El California es el vehículo de entrada a la marca más famosa del mundo. Esto no quiere decir que sea lento ni mucho menos, pero no es un auto deportivo como tal, es más bien un Gran Turismo que está pensado para recorrer continentes de la manera más rápida y cómoda posible. Y cuando decimos rápida no es broma, su V8 turbo de 3.9 litros con 552 caballos de fuerza lo llevan de 0 a 100 km/h en 3.3 segundos. ¿Mencionamos que también es convertible?

Lamborghini Huracán 580-2

Lambo Huracán 580-2

Desde que Audi tomó control de Lamborghini a finales de la década de los 90, todos sus autos han tenido tracción integral. Lejos quedaron los días de esos monstruos deportivos de tracción trasera que muy pocos podían llevar hasta el límite. Sin embargo de vez en cuando la marca hace versiones con tracción en un solo eje de algunos de sus autos y ese es el caso del Huracán 580-2. A pesar de ser más ligero que su contraparte de tracción integral, también tiene menos potencia al quedarse en “sólo” 571 caballos, contra los 602 caballos que produce el V10 de 5.2 litros cuando transmite la potencia a los dos ejes. Esto hace que el 580-2 sea ligeramente más lento en cuanto a aceleración ser refiere, llegando de 0 a 100 km/h en 3.2 segundos.

Lotus Elise Sport

Lotus Elise Sport

La fórmula para crear el mejor auto deportivo que tenía fundador de Lotus, Colin Chapman, era la conseguir el menor peso posible en un auto, y no hay ejemplar que demuestre mejor este principio que el Elise Sport. Con sólo 866 kilos de peso, el pequeño motor cuatro cilindros de origen Toyota con 134 caballos de fuerza llevan al Elise de 0 a 100 km/h en 6.0 segundos. Sí, es el más lento de esta lista, pero también es uno de los que entrega la mejor experiencia de manejo. No se dejen engañar por los números, el Elise hace tan bien su trabajo que se puede enfrentar a muchos autos del triple de su potencia en casi cualquier circuito y sacarle un buen susto a más de uno si está en las manos correctas.

McLaren 540C

McLaren 540c

La marca inglesa famosa por sus logros en la Fórmula 1 decidió entrar al mundo de los vehículos comerciales en forma no hace mucho tiempo. Actualmente su catálogo es bastante amplio y su modelo de entrada es el 540C. El término “modelo de entrada” en realidad no sirve para describir este auto deportivo capaz de llegar a 320 km/h gracias a su motor V8 twin turbo de 3.8 litros con 533 caballos de fuerza. Sin embargo al ser el primer escalón de la marca, es el que se tarda más en llegar a su velocidad punta. No que lo haga lento, el 0 a 100 km/h le toma sólo 3.4 segundos, pero sus hermanos lo hacen ligeramente más rápido.

Mercedes-AMG C43 4Matic Coupé

Mercedes-AMG C43

La división deportiva de Mercedes-Benz, AMG, está lanzando una nueva oleada de vehículos de alto desempeño que no tienen tan alto desempeño como al que nos tienen acostumbrado. El nuevo Clase C es el ejemplo perfecto. El C63 sigue vigente, pero han lanzado una versión un poco más “civilizada” para quien busca el mismo manejo deportivo pero con unos cuantos decibeles menos y algo más de comodidad. El nuevo C43 le baja dos rayitas a todo lo que hace el C63 y se convierte en el modelo de entrada a AMG con su motor V6 twin turbo de 3.0 litros con 362 caballos de fuerza, recordándonos mucho a otro modelo en esta lista del que ya hablamos (M2). A pesar de ser el modelo más dócil de AMG, puede acelerar de 0 a 100 km/h en 4.6 segundos.

Porsche 718 Boxster

Porsche 718 Boxster

Aunque en teoría el Boxster y el Cayman son el mismo auto pero con diferente carrocería, la realidad es que son más diferentes de lo que parece. Ambos tienen un claro enfoque deportivo, pero el Boxster está pensado para disfrutarse de una manera un poco más relajada. Al ser convertible pesa un poco más que su hermano y eso lo hace un poco más lento, pero no tanto como para quedarse atrás. Su nuevo motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros opuestos con 300 caballos de fuerza lo llevan de la inmovilidad a 100 km/h en 4.8 segundos. Nadie puede negar que sigue siendo uno de los mejores autos deportivos que se pueden comprar.

Rolls-Royce Dawn

Rolls-Royce Dawn

Rolls-Royce es la marca de superlujo por excelencia, pero eso no quiere decir que sus autos no se muevan con cierta facilidad a pesar de su peso y tamaño. Con el reciente cese de producción del Phantom, el Dawn ha quedado como el auto más lento dentro de la gama de la marca inglesa. ¿Qué tan lento? Bueno, hace el 0 a 100 km/h en 4.8 segundos gracias a su motor V12 twin turbo de 6.6 litros con 563 caballos de fuerza. Como pueden ver, “lento” se está convirtiendo en un término muy subjetivo. Sólo para tomar como referencia, el Phantom lo hacía en 5.5 segundos, tampoco nada mal.

Tesla Model S 60D

Tesla Model S 60d

La última entrada de nuestra lista es un caso muy especial. El Tesla Model S ha tomado por sorpresa al mundo automotriz al ofrecer un vehículo 100% eléctrico con un rango bastante aceptable, lo más nuevo en cuanto a tecnología y ciertas capacidades deportivas que nadie vio venir. Una de las versiones del Model S (P100D) rompió hace poco un récord al convertirse en el auto de producción con la aceleración más rápida el llegar de 0 a 100 km/h en 2.28 segundos. La versión más “económica” de este auto que se puede comprar es el 60D y aunque tiene menos rango y menos potencia, igual puede acelerar bastante rápido al llegar a 100 km/h en tan sólo 5.0 segundos.

En Usedpickuptrucksforsale | Con menos de $350,000 a la pista: Estos son los deportivos que gustan hasta a tu cartera

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Subir