Compartir
Publicidad

El Hyundai Tucson N-Line añade picante a la fórmula del SUV coreano

El Hyundai Tucson N-Line añade picante a la fórmula del SUV coreano
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Día a día se popularizan los paquetes de apariencia deportiva inspirados en los modelos de más alto desempeño de distintas marcas. El Hyundai Tucson adopta el paquete N-Line con un diseño más agresivo y algunos retoques en el chasís para ofrecer una experiencia más divertida al volante, sin ser del todo un SUV deportivo.

Hyundai Tucson N Line 10

Su carácter lo definen unos rines de aluminio de 19 pulgadas pintados en negro, así como algunos detalles en acabado negro brillante para parrilla, carcasas de espejos y alerón. La fascia también estrena un diseño más agresivo.

Hyundai Tucson N Line 14a

Dinámicamente hay algunas mejoras, como un nuevo software en el sistema de dirección para ofrecer un tanto más lineal y directo; la suspensión, por su parte, incrementa su rigidez un 8% al frente y un 5% atrás. La gama de motores se compone por las opciones más potentes: un par de motores diesel de 1.6 y 2.0 litros con tecnología mild-hybrid, que desarrollan 136 y 185 hp respectivamente. Existe una variante a gasolina con motor turbo de 1.6 litros de 177 hp. Puede configurarse con tracción delantera o integral.

Hyundai Tucson N Line 8

El Hyundai Tucson N-Line es el segundo modelo en adoptar este paquete deportivo; el i30 fue el primero. No es casualidad que la marca apostara tan pronto por la vestimenta N-Line en su SUV compacto; el Tucson es el modelo más vendido de Hyundai en Europa, ideal para dar a conocer esta nueva serie que pronto se expandirá por el resto de la gama.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Subir